Decomiso de 1,435 paquetes de cocaína, con militares de la Armada involucrados, recuerda el caso Paya

0
79

Hoy, a 15 años del caso Paya, uno nuevo sale a la luz pública: se trata del decomiso de 1,435 paquetes de cocaína, próximo a las costas de Boca Canasta, provincia Peravia.

Dos casos diferentes, pero con hechos que se asemejan, vinculan al reciente decomiso de 1,435 paquetes de cocaína y al caso Paya, un “tumbe” de 1,300 kilos de cocaína que involucró al igual que el caso reciente, a militares en el hecho delictivo.

En el caso Paya siete colombianos resultaron asesinados por un grupo de militares y civiles dominicanos, con el propósito de darle un tumbe al grupo de extranjeros consistente en 1,300 kilos de cocaína y unos 20 millones de dólares, que nunca aparecieron en físico.

En la masacre de Paya-Baní, ocurrida la madrugada del 4 de agosto del 2008, en el sitio conocido como Ojo de Agua, del distrito municipal de Paya, distante a unos 50 kilómetros de la ciudad capital, fueron asesinados a tiros con armas de alto calibre Darío José Atencio (El Jefe y/o El Don y/o Cañarete), Eduardo Fabio de León Perozo (Negro Bollo y/o El Gordo), Jesús del Río Hans(Blanquito), Oscar Darío Naranjo Mejía (Fierrito), Antonio Zuluaga Mustiola o Cerino Enrique, Marín Gutiérrez, Apolinar Altamirano Cuéllar.

Por el caso fueron condenados a 30 años Luis Lara y José Luis Montás (El Duro Motors ), quien falleció en prisión, sindicado junto a Lara como cabecillas y patrocinadores del asesinato de los colombianos.

Asimismo, fueron condenados a 30 años los exmarinos Edward Mayobanex Rodríguez Montero (Comando), Miguel Peña Figuereo (Peñita), Ricardo Guzmán Pérez (El Tuerto), Jorge Luis Chalas y Antonio Roche Pineda, también a 30 años de prisión, bajo los mismos cargos.

A 20 años están Dennys Jairo Rodríguez Pérez, Yaneuris Manuel Calvo Tejeda, Andrés Tapia Balbuena y el nicaragüense Orín Clinton Gómez (único sobreviviente de la matanza).

La sentencia condenó a 16 de 22 imputados en el caso, y que descargó a los otros seis restantes.

Sin embargo, hoy a 15 años de este suceso un nuevo caso sale a la luz pública, se trata del decomiso de 1,435 paquetes de cocaína, próximo a las costas de Boca Canasta, municipio de Baní, provincia Peravia.

Por este caso Agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y miembros del Ministerio Público arrestaron a un oficial, suspendido en sus funciones, quien es investigado por el caso.

Se trata de Gil Pérez Valdez, mayor suspendido de la Armada, quien fue detenido por miembros de la DNCD, mediante la orden de arresto número 02131-2023.

El detenido fue entregado a la Oficina de Atención Permanente del Juzgado de la Instrucción de la provincia Peravia para los fines correspondientes, mientras las autoridades siguen profundizando la investigación en relación al caso.

Además del mayor suspendido cuatro dominicano fueron apresados y las autoridades informaron que continúan la búsqueda de otros integrantes pertenecientes a esta estructura criminal.

FUENTE:Listin Diario

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí