República Dominicana ha tenido un 2023 de desafíos en la economía

0
393

El análisis de los resultados preliminares del sector real de la economía dominicana y del mercado laboral en 2023 refleja el compromiso del Banco Central de República Dominicana (BCRD), de mantener la estabilidad económica en un entorno global desafiante.

A medida que la inflación se ha controlado y se han implementado políticas de estímulo, la economía dominicana ha mostrado signos de recuperación en sectores clave como la construcción y el turismo, generando empleo y atrayendo inversión extranjera. Estas perspectivas positivas indican un camino hacia un crecimiento sostenible en el futuro cercano.

El BCRD compartió recientemente datos sobre el comportamiento de la economía en el periodo enero-septiembre. Y ayer, en su Sección Página Abierta, ofreció otros detalles de alta relevancia que ponen en contexto una serie de puntos.

Indica, por ejemplo, que en los últimos años, la economía dominicana se ha visto influenciada por un entorno internacional complejo. Este entorno ha estado marcado por las presiones inflacionarias resultantes de la pandemia, que llevaron a un aumento significativo en los precios de las materias primas, incluido el petróleo. Además, se han producido disrupciones en la cadena de suministro y mayores costos de transporte en contenedores. Estos factores se han combinado con políticas de estímulo monetario y fiscal a nivel global que han impulsado la demanda interna en muchos países.

Sin embargo, a medida que la pandemia se ha ido superando, se ha vuelto esencial para el BCRD lograr el retorno de la inflación al rango meta del 4%±1%. Para lograr este objetivo, el BCRD adoptó una postura de política monetaria restrictiva, aumentando su Tasa de Política Monetaria (TPM) de 3.00% en noviembre de 2021 a 8.50% en octubre de 2022.

Esta medida, junto con los subsidios gubernamentales para contener los precios internos de los combustibles y la tarifa eléctrica, ha tenido éxito en la reducción de la inflación, que ha disminuido del 9.64% en abril de 2022 al 4.41% en septiembre de 2023.

Tanto la inflación como la inflación subyacente (que excluye los precios de los componentes más volátiles de la canasta) se encuentran dentro del rango objetivo del BCRD, y las expectativas apuntan a que se mantendrán en ese rango durante el resto de 2023 y 2024.

En el análisis, preparado por el Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas del BCRD, se explica que la política monetaria restrictiva, necesaria para controlar la inflación, ha tenido un impacto en la demanda interna, tanto en el consumo como en la inversión. Esta desaceleración económica no es exclusiva de República Dominicana y se refleja en las proyecciones de crecimiento para América Latina. Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica un crecimiento del 2.3% para 2023 en la región, una disminución con respecto al año anterior.

Sin embargo, una vez que se controló la inflación y se esperó que permaneciera dentro del rango meta, el BCRD implementó políticas de estímulo para reactivar la actividad económica. Estas políticas incluyen una reducción de la TPM y la provisión de liquidez a través de diversas medidas. Esta acción ha comenzado a dar frutos, porque el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró un crecimiento interanual del 3.1% en septiembre de 2023, marcando una recuperación significativa.

Turismo y construcción caminan

Dos sectores clave en la recuperación económica de la República Dominicana son la construcción y el turismo. La construcción, que ha recibido apoyo financiero del BCRD, ha experimentado un aumento en su valor agregado real, pasando de tasas negativas a un incremento interanual del 5.5% en julio-septiembre de 2023. Se espera que este dinamismo continúe en el futuro. El turismo, por su parte, ha experimentado un desempeño extraordinario, con un alto número de pasajeros no residentes y una tasa de ocupación hotelera del 75%. Esto ha contribuido significativamente al crecimiento económico, generando ingresos sustanciales y apoyando a otros sectores.

La inversión extranjera directa ha alcanzado los US$3,369.5 millones en los primeros nueve meses del año 2023, un aumento del 3.9% en comparación con el año anterior. Esto refleja la confianza de los inversionistas extranjeros en la economía dominicana y se espera que la inversión extranjera directa siga creciendo, contribuyendo al consumo y la inversión internos.

 

Las perspectivas que se tienen son muy positivas

 

La recuperación económica ha tenido un impacto positivo en el mercado laboral. La ocupación ha alcanzado niveles históricos, con un aumento de 222,497 ocupados netos en doce meses. Esta generación de empleos se ha concentrado en la ocupación formal, lo que ha contribuido a reducir la informalidad y la tasa de desempleo.

El BCRD tiene perspectivas positivas para la economía medida que las políticas monetarias sigan surtiendo efecto y la inversión pública se acelere. Se espera que la economía continúe exhibiendo signos de reactivación en los próximos meses y durante todo el año 2024, con un crecimiento en línea con su potencial. En cuanto a la agropecuaria, creció 4.2 % en julio-septiembre.

FUENTE:elCaribe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí