Fallo en proyección del crudo subió más $40,000 MM a PGE

0
94

Hasta la semana 44 el subsidio del Gobierno a los combustibles promediaba RD$756.3 millones semanales

Proyectar el precio promedio del barril de petróleo ha sido una rutina presupuestaria aplicada para justificar los montos de los subsidios que se consignan en el Presupuesto General del Estado (PGE). Hasta el año 2022 en curso las estimaciones dieron resultados dentro de los márgenes de error aceptados.

Para el año que concluye prever el precio promedio del llamado “oro negro” resultó para los técnicos que diseñaron el PGE 2022 una adivinanza difícil. Existe la posibilidad de que se repita la situación en el próximo presupuesto, el del 2023, porque la estimación del precio promedio del crudo corre el riesgo de quedar por debajo del mercado.

“Fallar” el cálculo del 2022 le representará al Gobierno un gasto extraordinario en el año que finaliza por más de RD$40,000 millones, solo en subsidio al precio de los derivados de petróleo. En el subsidio al sector eléctrico también el hoyo ha crecido. El petróleo y su volátil cotización internacional le han jugado una mala trastada a las finanzas públicas dominicanas durante el 2022 y amenaza con hacerlo del nuevo en el 2023.

La fijación de precios promedio para la cotización del crudo alejado de las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), está alterando las cuentas fiscales dominicanas, por el lado de los subsidios que el Gobierno ha tenido que asumir en interés de no traspasar a los consumidores las alteraciones de costos que en manda en los combustibles el alza del crudo. Más del 40 % del aumento del gasto consignado en el Presupuesto Complementario 2022 está dado por el alza no prevista en el costo del “oro negro”. Para el año que concluye el Gobierno ha presupuestado un monto de subsidio a los combustibles por RD$40,000 millones, que sería el monto del aumento acumulado en el período que se evitaría traspasar a los consumidores. En total, más de RD$47,000 millones se agregaron a gastos extraordinarios originados en subsidios.

Todos esos factores adversos al Presupuesto General del Estado (PGE) 2022 nacieron desde antes de iniciar el cursante año porque las proyecciones del precio promedio para el oro negro quedaron muy por debajo, desde el mismo inicio del año. Se explica esa diferencia tan amplia porque las principales variables presupuestarias se estiman en el primer semestre del año en que se hace el diseño presupuestal del siguiente período. Las estimaciones del actual se hicieron en la primera mitad del 2021.

En el PGE 2022 se consignó una cotización promedio del barril del petróleo de referencia, el WTI de Texas, por US$62.70. En base a ese nivel se presupuestó el nivel del subsidio eléctrico. Sin embargo, desde el arranque del 2022 el petróleo ha estado cotizándose por encima de los 60 dólares por barril.

A consecuencia de ese desfase, el mayor costo del aumento del gasto planteado en el Presupuesto Complementario 2022 presentado por el Gobierno correspondió al subsidio a los combustibles.
El aumento global del gasto del Presupuesto Complementario fue de RD$117,111,822,427, y de esa suma al Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes le correspondieron RD$43.273,793,667, equivalente al 40.32 % del incremento. El subsidio a los combustibles se maneja a través de ese ministerio, que es el ente que fija los precios a los hidrocarburos.

El complementario también incluyó un aumento de gastos a través del Ministerio de Agricultura, por RD$3,967,106,100. Industria y Comercio y Agricultura manejaron el 47.23 % del aumento del aumento del gasto aprobado para el Presupuesto del 2022, el que fue mayormente provocado por el alza del crudo, que desde el segundo trimestre del año se salió de la franja manejable en términos de proyecciones. El WTI promedió US$87.6 por barril en octubre y en noviembre el costo medio fue ligeramente menor, porque en la última semana el oro negro tuvo cotizaciones por debajo de la abarrera de los US$80.00. En lo que va de diciembre, la cotización del crudo de Texas, que es el referente para República Dominicana, ha continuado fluctuando en torno a los 80 dólares el barril, predominando el precio por encima de esa barrera.

Hasta el décimo mes del año, según cálculos del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, la media del crudo significó un aumento mensual de 3.9 %, igual aUS$3.3 por barril y un aumento interanual de 7.5 % o US$6.1 por barril.

En su más reciente informe “Situación macroeconómica”, el MEPyD dice que la Agencia Internacional de Energía (AIE), señala que el plan de recortes masivos en la producción de petróleo de la OPEP y Rusia ha provocado un alza en los precios del crudo y destacan que precios más altos de lo previsto podrían deberse a interrupciones en el suministro como resultado de las prohibiciones inminentes de la UE sobre la importación marítima de petróleo crudo y productos derivados desde Rusia. “Los pronósticos de la AIE ubican el precio promedio por barril en US$102.13 para 2022 y en US$95.33 para 2023”, citaba.
Si finalmente se dieran esas proyecciones, los cálculos de los expertos presupuestarios quedarían superados en US$39.43 el barril, equivalente a un 62.88 por ciento. También habría un diferencial de unos ocho dólares en las proyecciones contempladas en el PGE 2023, aprobado en primera lectura, y las de la AIE.

Según cifras del MEPyD, durante el período enero-noviembre, las autoridades dominicanas otorgaron RD$56.0 mil millones en subsidios como parte de las medidas implementadas para hacer frente a los aumentos en el nivel de precios. De acuerdo con ese órgano de planificación económica, el 86 % del valor ejecutado en este período se distribuye entre los recursos destinados a frenar el aumento de los precios de los combustibles (59.6 %) y las transferencias al sector eléctrico (26.4 %). “Con estas medidas el Estado ha contribuido, junto a las medidas monetarias, con la reducción en el ritmo de crecimiento del nivel de precios”, dijo el Ministerio de Economía en su más reciente informe macroeconómico. Destaca que en las primeras 44 semanas, el Gobierno concedió un promedio semanal de RD$756.3 millones. en subsidio a los diferentes combustibles.

Mientras tanto, cada semana el MICM agrega cifras millonarias al ya alto balance del subsidio extraordinario que el Gobierno concede para no traspasar a los precios internos de los combustibles, la proporción de costo que registra la cotización del crudo en los mercados externos.

El monto acumulado

El pasado viernes, el MICM cuantificó en “casi” RD$35,000 millones el monto de los subsidios extraordinarios otorgados por el Gobierno a los combustibles este año. Para cubrir el monto establecido por el Gobierno para el año en curso, faltarían unos RD$5,000 millones.

El viceministro de Comercio Interno, Ramón Pérez Fermín, informó el pasado viernes “que a lo largo de este año el gobierno del presidente, Luis Abinader, para mantener sin variación los precios de los combustibles de uso doméstico ha destinado casi 35 mil millones de pesos en subsidios extraordinarios”.
Con esta medida de mantener invariable los precios, el gobierno está evitando alzas principalmente en el Gasoil Regular por RD$37.63 y Gasoil Óptimo por RD$39.53, dijo Pérez quien explicó que iniciado el último mes del año 2022, el contexto internacional sigue siendo el mismo, la recuperación de la demanda post pandemia, la invasión rusa a Ucrania y los efectos adversos que le producen al mercado de materias primas.

Un gobierno solidario y empático con el pueblo

“El gobierno dominicano, en un ejercicio de solidaridad y de empatía con el pueblo, nuevamente impide que se materialicen las alzas de los combustibles”, dijo el pasado viernes el viceministro de Comercio Interno del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, Ramón Pérez Fermín. “La apuesta de nuestro gobierno es clara, sin dobleces. Transferir al mercado en el marco de lo posible y lo económicamente responsable, la menor cantidad de carga financiera al bolsillo de los dominicanos, sobre todo al de los que menos pueden”, aseguró el funcionario, quien cada semana ofrece el dato del monto del subsidio que asume el Gobierno para frenar las alzas de las gasolinas, los dos tipos de gasoil, el gas licuado de petróleo y los demás subprodeuctos del petróleo. También indica los niveles de precios a los que se expenderían cadxa uno de los subproductos si el Gobierno no los subsidiara. En la semana en curso por ejemplo, el gasoil premium costaría RD$39.53 más caro y el regular RD$37.63.

FUENTE: elCaribe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí