Advierte nivel de vida bajará si no se ajustan salarios

0
59

Los salarios y el poder adquisitivo de los hogares han sufrido un menoscabo considerable en los tres últimos años, debido primero a la pandemia de covid‑19 y después, cuando la economía mundial empezaba a recuperarse de esa crisis, al aumento mundial de la inflación.

Los datos de 2022, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) disponibles hasta la fecha indican que el aumento de la inflación está situando el crecimiento de los salarios reales en cifras negativas en muchos países, lo que reduce el poder adquisitivo de la clase media y golpea con mayor dureza a los grupos de ingresos bajos.

La crisis del costo de la vida se suma a las pérdidas de masa salarial soportadas por los trabajadores y sus familias durante la crisis sanitaria por covid, en particular los grupos de ingresos bajos, que recibieron el peor golpe en muchos países. “A falta de respuestas de política adecuadas, en un futuro próximo podríamos presenciar una profunda erosión de los ingresos reales de los trabajadores y sus familias junto a un aumento de las desigualdades, lo que lastraría la recuperación económica y posiblemente avivaría aún más el malestar social”, advierte la OIT en el Informe Mundial sobre Salarios 2022-2023: El impacto de la inflación y de la Covid-19 en los salarios y el poder adquisitivo.

Mercado laboral en el mundo

Por dos años, la humanidad se ha enfrentado a varias crisis superpuestas; una de ellas es la pandemia de covid‑19; el estallido de la guerra en Ucrania en febrero de 2022 y el aumento del costo de la vida que comenzó en 2021 y se intensificó rápidamente durante 2022 en todos los países y regiones.

La OIT resalta en su informe que para muchas personas, 2023 se percibirá como un año de recesión. Por lo que respecta a los mercados de trabajo, en el segundo trimestre de 2022 se habían recuperado (en algunos casos superado) los niveles de empleo anteriores a la pandemia en los países de ingresos altos, mientras que en los países de ingresos medianos y bajos el empleo se mantenía en torno a un 2 % por debajo del nivel anterior a la pandemia, con una tendencia ascendente más acusada en la economía informal que en la economía formal.

Los ocupados en la RD

En República Dominicana, según datos del Banco Central, en el tercer trimestre de 2022 el total de personas ocupadas (incluidas las formales e informales) alcanzó la cifra de 4,633,135 trabajadores. Se trata de un nivel similar al que existía en el mismo trimestre de 2019, o sea, antes de la pandemia.

De esa forma, la tasa de ocupación, definida como la relación entre el total de ocupados y la población en edad de trabajar (PET), se ubicó en 59.2 %, 0.3 puntos porcentuales mayor que la del período julio-septiembre 2021.

En cuanto a la tasa de desocupación abierta, que se define como el porcentaje de desocupados que están buscando activamente trabajo, esta se redujo en 3.2 puntos porcentuales, según datos del Banco Central de República Dominicana. Pasó desde el 8.0 % registrado en enero-marzo de 2021 a 4.8 % en julio-septiembre de 2022, y en 2.0 puntos porcentuales al compararla con la cifra de 6.8 % reportada en julio-septiembre de 2021.

Al mes de septiembre del año 2022 según informaciones de la Tesorería de la Seguridad Social, se encontraban cotizando en el Sistema Dominicano de Seguridad Social 2,211,241 trabajadores, lo que daba un total de 2,300,621 cotizaciones y un salario promedio cotizable de RD$30,153.21.

Inflación se colocaría a la baja desde el 2023

La OIT indica que una de las principales preocupaciones es el rápido aumento de las tasas de inflación en el mundo. Dice que las presiones sobre los precios durante los dos últimos trimestres de 2022 resultan bastante persistentes a pesar de la respuesta mundial de endurecimiento de la política monetaria desde mediados de 2022.

Sus proyecciones para el cierre del pasado año sugerían que la inflación mundial alcanzaría el 8.8 %, y que a partir de ahí, descenderá al 6.5 por ciento en 2023 y al 4.1 por ciento en 2024. “A menos que los salarios y otros tipos de ingresos laborales se ajusten a la inflación, es probable que disminuya el nivel de vida de muchos trabajadores y de sus familias”, advierte.

Según la OIT, la erosión de los salarios reales ha venido a agravar algunas pérdidas salariales importantes sufridas por los trabajadores y sus familias durante la crisis del covid. Agrega que aunque los salarios medios a nivel mundial aumentaron 1.5 % en 2020 y 1.8 % en 2021, el incremento registrado en 2020, durante la etapa más virulenta de la pandemia, se debió en gran medida a la pérdida de puestos de trabajo y al cambio en la composición del empleo en algunos grandes países, como Estados Unidos de América.

FUENTE:elCaribe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí